En ALTER MADE creemos que cuidar de tu ropa es mucho más sostenible que reemplazarla. Esa es la razón por la que es importante para nosotros que sepas cómo cuidar de nuestras prendas para que duren años en perfectas condiciones. En este artículo te enseñamos cómo lavar, secar y guardar tus prendas de ALTER MADE.

Lavar

  • El secreto para que el cashmere tenga una larga vida es evitar lavar la prenda completa.
  • Ventilar al aire libre entre usos, siempre sobre una superficie plana y sin que le dé el sol de forma directa. De esta forma la fibra se regenera y elimina los malos olores.
  • Para manchas localizadas, recomendamos cubrirlas con un poco de detergente y dejar reposar unos 20 minutos. Aclarar luego la zona y dejarla secar.
  • Frecuencia de lavado: media-baja, cada 3-6 usos.

En caso de que no haya más remedio que limpiar la prenda completa, estos son los pasos a seguir:

  • Dar siempre la vuelta a la prenda antes de lavarla.
  • Lavar siempre a mano, con agua templada, entre 20º y 30ºC.
  • Utilizar 1 vasito de detergente para prendas delicadas.
  • Dejar en remojo 15 minutos.
  • Cambiar el agua hasta que esté limpia y libre de espuma y jabón.
  • No utilizar suavizantes, lejías ni blanqueadores.

Secar

  • Extender la prenda sobre una toalla limpia, en una superficie plana.
  • No estrujar ni retorcer la prenda.
  • No usar secadora.
  • Recomendamos darle la vuelta a la prenda y vaporizarla en lugar de plancharla. La temperatura no debe superar los 110ºC.

Guardar

  • Guardar la prenda doblada en un cajón o estante.
  • No colgar de perchas. De esta manera, evitamos que se deforme.
  • Utilizar antipolillas.


Image without a name
Image without a name

Bufanda de cashmere

Lavar

  • Frecuencia de lavado: muy baja, solo cuando sea necesario.
  • Limpieza en seco.
  • Limpieza profesional en tintorería, preferiblemente.

Guardar

  • Guardar la prenda doblada en un cajón o estante.
  • Utilizar antipolillas.

El pilling, o la formación de bolitas, es un efecto totalmente normal en las prendas confeccionadas con tejidos naturales como la lana, incluso cuando son de mucha calidad. Para deshacerte del pilling recomendamos colocar la prenda sobre una superficie plana y cepillarla con un peine de cashmere con mucha suavidad, siempre en la misma dirección.



Lana Merino





Lavar

  • Frecuencia de lavado: media-baja, cada 3-6 usos.
  • Ventilar prenda al aire libre entre usos.
  • Dar siempre la vuelta a la prenda antes de lavarla.
  • Lavar siempre a mano, con agua templada, entre 20º y 30ºC.
  • Utilizar detergente corriente.
  • Dejar en remojo 15 minutos.
  • Cambiar el agua hasta que esté limpia y libre de espuma y jabón.
  • No utilizar suavizantes, lejías ni blanqueadores.

Secar

  • Extender la prenda sobre una toalla limpia, en una superficie plana.
  • No estrujar ni retorcer la prenda.
  • No usar secadora.
  • Recomendamos darle la vuelta a la prenda y vaporizarla en lugar de plancharla. La temperatura no debe superar los 110ºC.

Guardar

  • Guardar la prenda doblada en un cajón o estante.
  • No colgar de perchas. De esta manera, evitamos que se deforme.
  • Utilizar antipolillas.

Pilling

El pilling es un efecto completamente normal que se produce en las fibras naturales de origen animal. Consiste en la aparición de pequeñas bolitas en la tela, sobre todo en las zonas de más uso y roce y en los primeros usos de la prenda. En la lana Merino, las bolitas se desprenden por sí solas con los lavados.





Lavar

  • Frecuencia de lavado: muy baja, cada 10-20 usos.
  • Ventilar prenda al aire libre cuando sea necesario, entre lavados.
  • Dar siempre la vuelta y abrocharlos antes de lavarlos.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.

Secar

  • No usar secadora.
  • Colgarlos en perchas de pinzas o con pinzas, sin doblarlos.
  • Planchar del revés, a una temperatura máxima de 110ºC.

Guardar

  • Guardar colgados de perchas o doblados.


Algodón Orgánico



Image without a name
Image without a name

Camisetas

Lavar

  • Frecuencia de lavado: alta, tras cada uso.
  • Dar siempre la vuelta antes de lavarla.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC.
  • Centrifugado corto.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.

Secar

  • No usar secadora.
  • Planchar del revés, a una temperatura máxima de 110ºC.

Guardar

  • Guardar colgadas de perchas o dobladas.

Sudaderas y joggers

Lavar

  • Frecuencia de lavado: media-baja, cada 3 a 6 usos.
  • Ventilar prenda entre lavado y lavado.
  • Dar siempre la vuelta antes de lavarla.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC.
  • Centrifugado corto.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.

Secar

  • No usar secadora.
  • Planchar del revés, a una temperatura máxima de 110ºC.

Guardar

  • Guardar colgada de perchas o doblada.


Image without a name
Image without a name

Lavar

  • Frecuencia de lavado: alta, tras cada uso.
  • Dar siempre la vuelta antes de lavarla y desabrochar todos los botones.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.

Secar

  • No usar secadora.
  • Planchar del revés, a una temperatura máxima de 150ºC.

Guardar

  • Colgar en percha.

Lavar

  • Frecuencia de lavado: muy baja, solo cuando sea necesario.
  • Dar siempre la vuelta antes de lavarla.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.

Secar

  • No usar secadora.
  • Planchar del revés, a una temperatura máxima de 150ºC.

Guardar

  • Se puede guardar tanto colgada como doblada.




Image without a name

Lavar

  • Frecuencia de lavado: muy baja, una vez al año.
  • Abrochar antes de lavarlo.
  • Lavar a máquina, con agua templada, a máximo 30ºC. Introducir 3 pelotas de tenis en la lavadora, eso evitará que las plumas se apelmacen.
  • Centrifugado corto.
  • Utilizar detergente corriente y poco suavizante.
  • No utilizar lejía ni blanqueadores.
  • No lavar en seco.

Secar

  • Puedes usar secadora, a baja temperatura. Introducir 3 pelotas de tenis en la secadora, eso evitará que las plumas se apelmacen.
  • Recomendamos secar al aire libre. Si lo haces de esta forma, es recomendable que la prenda esté en posición horizontal.
  • Planchar a una temperatura máxima de 110ºC.

Guardar

  • Guardar colgado de una percha.
Últimas stories
Wearable Wellbeing: la filosofía de ALTER MADE
Las propiedades del Cashmere para el bienestar