En esta época del año las compras están a la orden del día. Las promociones y los descuentos hacen que sea difícil resistirse, ¿verdad? En ALTER MADE creemos que comprar debe ser una experiencia reflexiva, calmada y placentera, que promueva tu bienestar. En este artículo te contamos cuáles son los consejos de nuestro equipo para aplicar el slow life a tus compras. 

Así compra de forma más agradable y consciente el equipo de ALTER MADE  

Repasar lo que ya tienes en tu armario   

“Antes de hacer mi lista de deseos, siempre hago un buen repaso de todo lo que guardo en mi armario. ¡La mayoría de las veces me encuentro con prendas que ni siquiera recordaba que tenía! Esto me ayuda a que mi lista sea un poquito más realista”.  

“Desde hace años, mis amigas y yo llevamos a cabo un ritual justo antes de irnos de compras: cada una elige prendas de su armario que ya no quiere y las intercambiamos entre nosotras. Es una buena manera de reutilizar ropa y de hacer sitio en nuestro armario para las nuevas adquisiciones”. 

Tener compañía  

“Cuando voy de compras, me gusta llevarme a una amiga conmigo, así nos damos la opinión y nos evitamos compras innecesarias. Nos levantamos pronto, vamos a por un café y estamos en las tiendas a primera hora porque es cuando nos encontramos con menos gente. Siempre vamos andando de una tienda a la siguiente, aunque queden lejos, ¡nos lo tomamos como un deporte! Al final del día, nos premiamos con una visita a nuestra pastelería favorita para celebrar nuestros hallazgos”. 

Desconectar

“No me gusta recibir constantes anuncios y promociones porque me distraen de las cosas que realmente necesito. Por eso, durante las semanas más comerciales, me desinstalo todas las aplicaciones y procuro no estar pendiente del email ni de las redes sociales. En lugar de eso, procuro mantenerme ocupado haciendo planes que me gustan. Por ejemplo, salir a cenar con mi pareja, quedar con mis amigos o disfrutar de una tarde de juegos con mis hijos”. 

Image without a name
Image without a name

Sentirse cómodo

“Yo siempre que salgo de compras voy con mis auriculares puestos en todo momento, escuchando mi música favorita. Es mi manera de relajarme y no agobiarme con las voces de la gente y la música atronadora de algunas tiendas”.  

“Para mí es importante llevar ropa cómoda, que pueda quitarme y ponerme de forma rápida en el probador. También procuro evitar los abrigos demasiado voluminosos que puedan molestarme dentro de las tiendas”. 

“Me gusta llevar los auriculares puestos porque estoy todo el rato llamando a mis familiares o amigos para preguntarles por tallas o colores. Así mantengo mis manos libres”. 

Comprar regalos

“No me gusta la idea de comprar por comprar, así que siempre que es época de descuentos aprovecho para comprar regalos para mi familia o amigos. Me hace feliz pensar en cómo van a reaccionar en el momento en que los reciban y hace que la experiencia sea mucho más satisfactoria, aunque también coja alguna cosita para mí”. 

Reflexionar  

“Comprar online me permite meditar mejor mis compras y llevar cuenta de mis gastos. Antes de darle al botón de Comprar, intento hacerme algunas preguntas: ¿Realmente lo necesito o solo está más barato? Si no tuviera descuento, ¿me lo compraría? Dentro de un año, ¿seguirá gustándome? También me gusta pensar en al menos 3 formas diferentes en las que me voy a poner cada prenda, así me aseguro de que voy a sacarle partido”. 

La regla de los diez minutos

“Una vez oí hablar de un truco para evitar las compras impulsivas. Consiste en esperar al menos diez minutos entre que llenas tu cesta y compras. Es el tiempo que tarda la dopamina, que es el neurotransmisor que controla los centros de recompensa, en reducirse en nuestro cerebro. Aprovecho esos minutos para tomarme un café o hacer unos estiramientos. Cuando termino, vuelvo a echarle un vistazo a mi cesta y puedo valorar con más calma si mi compra es necesaria o no”. 

Consumo Consciente

En ALTER MADE creemos en el consumo consciente, que significa conocer y entender qué estas comprando: quién está detrás, cuáles son sus valores, cómo fabrican sus productos, de dónde vienen y cuánto van a durar. Y que la respuesta a todas estas preguntas vaya alineada con tu forma de pensar. En otras palabras, significa apoyar a marcas que hacen las cosas igual que tú las harías.  

Para nosotros, la felicidad se encuentra en las experiencias que vivimos, en las personas que queremos y en vivir de acuerdo con nuestros valores. Por eso te animamos a consumir marcas que promueven los hábitos de compra saludables y que contribuyen a tu bienestar, al del medioambiente y al de la sociedad. 

Últimas stories
Un viaje eco-friendly
Guía de Cuidados