Wearable Wellbeing es el valor más importante que define ALTER MADE, en el cual hemos basado la filosofía de nuestra marca. Pero, ¿cuál es la relación entre el Bienestar y la Moda?

La Organización Mundial de la Salud utiliza el bienestar como un término para definir la salud. Los psicólogos, por su parte, consideran que en el bienestar se incluyen todos los factores que hacen que el individuo se sienta satisfecho y abierto a experimentar emociones positivas. Nosotros no somos los primeros en asociar bienestar con moda, el filósofo estadounidense William James ya lo hizo en 1890 a través de su libro “Principios de la Psicología”. Para James, vestirse era una parte esencial del yo material. Lo cierto es que al filósofo le apasionaba la moda, siempre iba bien vestido, gastaba una fortuna en vestuario, se fijaba muchísimo en las prendas que lucían sus colegas y además era presidente del Comité de Harvard de la Vestimenta Académica.

Image without a name
Image without a name


En su libro, James decía que se identificaba tanto con su ropa que, si le daban a elegir entre un cuerpo hermoso y mal vestido, y un cuerpo nada hermoso, pero siempre impecablemente ataviado, no dudaría en elegir el segundo. Desde luego James se tomaba la moda muy en serio, llegando a decir que después del propio cuerpo, viene la ropa, y que cosas como el hogar o la familia era algo secundario. Bueno, no hace falta que nos tomemos todo lo que dice James al pie de la letra, pero lo cierto es que tenía un punto de vista muy interesante sobre la capacidad de la moda para influir positivamente en el estado emocional de las personas. Él defendía que la moda es una expresión de nosotros mismos y por eso nos hace felices. Años después, otros pensadores han apoyado esta idea.

El placer de vestirse

En 2014, Kate Hefferson y Cristoph-Simon Masuch publicaron un análisis teórico con el que buscaban comprender los vínculos entre la psicología positiva y la moda. Descubrieron que el momento de vestirse proporcionaba emociones muy placenteras, las cuales son la base del bienestar.

En otro estudio, publicado por Rebecca Smith y Julia Yates, preguntaron a un grupo de sujetos por qué su ropa les hacía felices. Todos ellos expresaron que se vestían para reflejar lo que sentían o para cambiar sus pensamientos de negativos a positivos. Todos los participantes creían que la forma en que se visten mejoraba su bienestar, así como el bienestar de los demás. En el estudio, Smith y Yates se planteaban lo siguiente: “Si todos estuviéramos satisfechos con cómo nos hace sentir nuestra ropa, ¿consumiríamos menos?”. Para ALTER MADE la respuesta es un claro sí. De hecho, ya hay estudios que afirman que consumir menos ropa, o hacerlo de forma moderada, está relacionado con una mayor sensación de bienestar. Es mejor comprar poco y bien, que mucho y mal.

Consumo consciente

Hay que reconocer que la moda no tiene buena fama, muchas personas la consideran de hecho bastante problemática. A muchos no les gusta nada comprarse ropa, mientras que otros son adictos a consumir tendencias que cada vez duran menos. Aunque comprar ropa es prácticamente una norma social, la necesidad de hacerlo es más emocional que material.

Construir un modelo de producción más sostenible y fomentar un consumo consciente nos ayuda a generar bienestar en las personas y en el medioambiente. En ALTER MADE creemos en una nueva forma de entender la moda: más positiva, en la que vestirse te haga sentir bien y te proporcione un bienestar duradero y real. En definitiva, queremos crear ropa que te haga feliz.

Últimas stories
Materials we use
The properties of cashmere